martes, 7 de enero de 2014

En el aeropuerto de San Francisco

A mi hija, 1954.



Esta es la terminal: la luz nos da una visión
falsa y dura, perfecta.
La escarcha brillante del metal profundo.
Grandes aviones están esperando en la pista,
listos ya, en la noche,
y tu a mi lado, pequeña,
retraída y frágil.
Y mi intención de recordar las cosas a medias
se doblega donde tu estás.
Yo soy el pasado, y eso es todo.

Pero tú y yo, en parte, somos uno,
el cerebro asustado, la nerviosa voluntad,
el conocimiento de lo que debe hacerse,
la pasión de adquirir la habilidad para enfrentar
lo inevitable.

La lluvia de materia sobre el sentido
me destruye momentáneamente.
El resultado: habrá de llegar lo que tiene que venir.
El costo: es lo que se pensaba, y algo más, el propio ser, la inteligencia.

Esta es la terminal: la pausa.
Más allá de este punto, en las líneas del aire
tomarás el camino que debas tomar.
Y permanezco en la luz y te miro fijamente,
en la luz y nada más, despierta.

Yvor Winters
Traducción: Jairo Buitrago
Ilustración: Juan Camilo Mayorga


Este es un primer ejercicio de traducción. Gracias al poeta y amigo Víctor cabrera por la ayuda y mostrarme mi (a veces ) sostenida ingenuidad.


Arthur Yvor Winters (1900- 1968) fue un poeta y crítico estadounidense. Sed benevolentes con mi atrevimiento. Gracias Juan, que grande eres.



No hay comentarios:

Publicar un comentario